Cómo ahorrar con inteligencia

Cómo ahorrar con inteligencia

El control de las finanzas personales es primordial en este mundo con tantas dificultades para conseguir ingresos suficientes, publicidad engañosa y compras impulsivas. Es necesario tener un plan de acción bien estructurado que contemple mejorar los ingresos, controlar las compras y la capacidad de invertir con inteligencia manteniéndose por lo menos al paso de la inflación.

Queremos ayudarte en estos tres aspectos importantes. Descubrirás que no se trata de sufrir privaciones para conseguir objetivos, sino de hacer las cosas de un modo más eficiente. Descubriremos juntos las oportunidad de crear fuentes de ingresos constantes y la oportunidad de disfrutar la vida, trabajando para vivir y no viviendo para trabajar.

Cómo generar ingresos

Obviamente no puedes controlar finanzas si no tienes ingresos que controlar. Por eso es importante diseñar un plan de acción y aplicarte, de modo que comiences a tener ingresos suficientes para tener tranquilidad en el futuro, pero antes de analizar algunas sugerencias para generar ingresos es bueno pensar en dos cosas que tienes que tener bien claro. Se requiere perseverancia y disfrutar lo que haces.

La perseverancia es esa fortaleza indestructible que te ayudará a conseguir resultados óptimos. Cuando muchos se comienzan a caer a tu lado, tu sigues fuerte e inmovible. Esa es una importante clave para generar ingresos consistentes.

Disfrutar lo que haces es la segunda clave más importante. Solamente puedes destacar en algo que te gusta. Muchas personas se dedican a cosas por necesidad y tal vez con una buena publicidad pueden conseguir buenos resultados por un tiempo, pero cuando aparece en el mapa alguien que disfruta de su trabajo esa persona logra trabajos de más calidad que captan la atención de potenciales clientes. Allí ya tienes la clave para comenzar a generar ingresos. No puede decirte que pronto pero con tu pasión y disfrute en hacer las cosas, ya tienes una buena parte.

Como ahorrar inteligentemente

Ahorrar con inteligencia no es apretarte el cinturón y sufrir, es más bien utilizar de un mejor modo los recursos. Es decir, cuando compras cosas que realmente necesitas a buen precio, sin gastar más de lo que ganas, y cuando lo que ahorras, lo inviertes, no simplemente lo guardas.

Siempre es bueno invertir tu dinero en un lugar que te produzca rendimientos. Mucho mejor si sabes escoger bien. Igual que cuando perseveras en lo que te gusta, en las inversiones hay que perseverar, ser constante. Cuando comiences a ver el fruto de tu inversión, verás que valió la pena.

No necesitas ser un magnate de las finanzas, se necesita más bien, constancia. Un solo peso al día te ayudaría a ahorrar 365 pesos al año, más los rendimientos generados que a una taza de 7% anual, te permitiría tener en un año $385.24 en ves de solo $365.00 pesos pero que tal si subes la cantidad de ahorras y le añades una inversión inicial más consistente, por ejemplo $5000.00 pesos. Al final del año, tendrías $5745.00 pesos.

Siendo realistas, cuando estamos pensando en invertir, lo hacemos calculando más dinero. ¿Qué te parece si cambiamos las cantidades. Esta vez sería un rendimiento de 10% anual, invirtiendo en fondos de inversión especializados o mejor aún en acciones de empresas.  Así, si tu inversión inicial es de $10.000,00 y tus aportaciones mensuales siguen siendo de $1500.00 a un plazo de 10 años, al final tendrías $314.784,99 con una inversión de $190.000,00. En ese tiempo habrías ganado solo de intereses o rendimientos $124.789.24 pesos. Todo esto si los rendimientos mensuales los sigues reinvirtiendo.

Tal vez las cifras no te parecen tan impresionantes cómo esperabas y eso es claro. No puedes esperar rendimientos impresionantes en poco tiempo. Pero, si no ahorras e inviertes, al final del mismo período lo único que habrás perdido es 5 años de tu vida, pues esos $190.000,00 pesos que no invertiste, seguramente los habrás gastado.

Lo que queremos decir con todo esto es que no debes despreciar la constancia en la inversión aunque sea poca la cantidad, la perseverancia y la constancia te ayudarán a tener un patrimonio. Además, te darás cuenta de que durante el trayecto, aprenderás a obtener mejores rendimientos y la cifra podría ser mucho más grande.

Compartir